Grünenthal utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación, ofrecer contenidos personalizados y mejorar sus servicios. Puede consultar más información al respecto en nuestra política de privacidad. Al pulsar en el botón de “Aceptar” para cerrar este aviso, usted declara estar conforme con nuestras condiciones de uso.

OK

Vitamina D y dolor
;

Vitamina D y dolor

02 de junio de 2020

La falta de vitamina D viene acompañada de numerosas patologías como pueden ser la osteoporosis o alteraciones musculoesqueléticas. Pero además, la evidencia también sugiere una asociación entre la deficiencia de vitamina D y el dolor crónico.1

La forma de adquirir los niveles óptimos puede ser mediante la alimentación y la exposición solar adecuada.2

Sin embargo, cabe destacar que la principal fuente de vitamina D es la síntesis cutánea,2 siendo la ingesta a través de la dieta tan solo el 20% del total.1

Vitamina D y dolor

Comparta esta historia:

Contenido relacionado

Media:

  • Referencias

    1. Rondanelli M, Faliva MA, Miccono A, Naso M, Nichetti M, Riva A, et al. Food pyramid for subjects with chronic pain: Foods and dietary constituents as anti-inflammatory and antioxidant agents. Nutr Res Rev. 2018; 31(1):131-151.

    2. Alcántara Montero A. Vitamina D y dolor crónico. Rev Soc Esp Dolor. 2016; 23(4): 211-214.

    3. Vitamin D: Fact sheet for consumers. [Internet]. National Institutes of Health. Office of Dietary Supplements. 2016. [Actualizado 24 Marzo 2020; Citado 30 Abril 2020]. Disponible en: https:// ods.od.nih.gov/factsheets/%20VitaminD-Consumer/

La información proporcionada en Dolor.com no pretende sustituir el diagnóstico, el tratamiento o las recomendaciones de su médico. Si usted es un profesional sanitario, le recomendamos que lea atentamente las consideraciones generales para controlar el abordaje del dolor con cualquier fármaco que contenga un mecanismo de acción opioide.